Un nuevo modelo: Capitalismo Consciente

null

Jabib Char

Alguna vez Henry Ford dijo

“un negocio que no hace otra cosa más que producir dinero, es un negocio pobre”.

Desafortunadamente, nuestro sistema capitalista refleja esta realidad, en la medida en que se hace cada día más agresivo y salvaje, dejando de lado las cosas que son verdaderamente relevantes para todos los involucrados: la salud, la familia y el medio ambiente.

Ya muchas personas se han percatado de la inconveniencia de esta forma de percibir los negocios en el largo plazo, y ya están naciendo nuevas propuestas que están enfocadas en desarrollar un capitalismo más ético y menos salvaje.

La teoría del capitalismo consciente – o capitalismo cooperativo – es un paradigma que propone a la libre empresa como un poderoso sistema de cooperación social y progreso humano, en donde se puede generar un verdadero impacto positivo en el ser humano y la naturaleza, una vez se redefinen las prioridades y objetivos del sistema.

El término fue acuñado por John Mackey, fundador y CEO de Whole Foods, y Raj Sisodia, profesor en Babson College, autores del libro “Conscious Capitalism: Liberating the Heroic Spirit of Business”. El capitalismo consciente consta de 4 pilares:

  1. Las empresas deben tener un propósito más allá de hacer dinero: A pesar de que las ganancias financieras son importantes, las empresas pueden tener un enfoque más allá de hacer dinero. El fin de las empresas debe estar en generar un progreso sostenible para la sociedad y el planeta de manera constante, y como resultado producen dinero. Esto no quiere decir que se deba perder de vista el hecho de que es un negocio. Está claro que nadie debe tener un negocio para perder dinero. Lo que importante es que el negocio esté guiado por valores y principios, los cuales deben estar por encima del dinero.
  2. Debe existir una orientación hacia los grupos de interés: Toda empresa debe tener en cuenta el bienestar de todos los involucrados en su actividad económica. Esto incluye a sus empleados, proveedores, inversionistas, la comunidad, el medio ambiente y todos los stakeholders. La empresa de debe ofrecerle a sus empleados óptimas condiciones de trabajo y remuneración, apoyar a sus proveedores para que puedan crecer juntos, proteger a la naturaleza verificando la ecología de sus insumos y operaciones, producir utilidades para los inversionistas, dejar una huella positiva en la comunidad que los rodea, y ofrecer productos y servicios que de verdad generen salud y equilibrio en las personas que los consumen.
  3. Promover el liderazgo consciente: Un líder consciente es aquel que reconoce que cada acción que emprende, por muy pequeña que sea, tiene un influencia directa en todos los niveles de su existencia. El líder consciente reconoce que el mayor regalo que le puede hacer a la humanidad es regalar su coherencia ante la vida. Un líder consciente se preocupa por las cosas básicas y sencillas, así como de las cosas de mayor importancia, tanto en su vida personal como profesional. Estos líderes son la base sobre la cual se puede construir un capitalismo más humano y sostenible.
  4. La implementación de una cultura consciente: La cultura consciente busca gestar un entorno de trabajo que gire alrededor de valores y principios que eleven al ser humano a su mejor versión. Es una cultura en donde se conectan personas, propósitos y procesos al mismo tiempo. Se reconoce la autonomía de las personas para decidir cómo ejecutar su trabajo, establecer objetivos y tomar decisiones trascendentales para producir los resultados esperados. Se basa en un modelo orientado más al self-management, que en un modelo tradicional y autoritario.

Jabib Char

Ingeniero Industrial
Escritor

Comments are closed.